En el riego

  • Utiliza dispositivos para regular el flujo de agua en la manguera.
  • Si cubres el suelo del jardín con hojas o tierra de hoja, podrás mantener mejor la humedad.
  • Evita el riego en las horas de más calor, ya que las pérdidas son mayores por evaporación. Riega muy temprano o por la noche.
  • Detecta y repara las fugas en los sistemas de riego del jardín.
  • Es preferible regar varias veces poco tiempo que regar el jardín de una sola vez.
  • Deja un plato bajo de las especies en maceteros, así podrás retener el agua sobrante del riego.
  • Selecciona bien las plantas o pastos, previendo la economía del agua. Existen variedades nativas que requieren de poco riego.
  • No cortes el pasto a muy baja altura, ya que si está más largo, sus raíces aprovecharán mejor el agua.
  • Evita el abuso de fertilizantes, éstos aumentan los requerimientos de agua.
  • No fertilices el pasto, ya que mientras más crece necesita mayor riego.
Necesitamos cuidar el agua Ahora que sabes tu consumo de agua potable conoce lo que tú puedes hacer